Jornadas Escoltas MEDELLÍN 2017_Mesa de trabajo 03
calendario-promo-web-01
Cabezotes Web-01
Filosofía Institucional

SICUREX sigue la Filosofía METIS (Manera Estratégica y Táctica de Inteligencia en Seguridad), basada en el uso de la inteligencia Práctica en lugar del uso de la fuerza física y de las armas.

METIS (la griega): es una manera de interpretar y dar respuesta a las situaciones, con base en valores, no sentimientos. Se trabaja sobre el ser, no el tener, eliminando la auto-compasión. Juegos dinámicos de pensamiento práctico para situaciones de conflicto, en las cuales la multiplicidad de factores externos e impredecibles requiere tanto de dinámica como estática.

METIS es una manera de ser o de vivir, con esfuerzos selectivos de experiencias, con el fin de predecir soluciones no comunes. El orden en las alternativas es el proceso de tomar salidas ingeniosas de un árbol de decisiones, bajo circunstancias capaces de producir equilibrio en una interrelación personal o en una institución social. La teoría de los juegos es una perspectiva a la inseguridad. Lo mismo es METIS: elementos contradictorios para explicar actitudes mentales hacia el éxito, combinado con la astucia, el olfato, el sigilo, el secreto, la percepción, como factores de protección ante la incertidumbre en una competencia.

El concepto METIS se ejerce en planos muy diversos: las artes, las ciencias, en los ardides y alardes de la guerra, en el engaño y su presencia está en toda suerte de situaciones. METIS es tan antigua como el hombre; en la cultura griega, Homero revela su naturaleza en el canto XXIII de la Ilíada, en la cual los versos cantan, entre otras cosas:

Por la METIS, más que por la fuerza,
Se impone el leñador.
Por la METIS el piloto guía su nave
Sobre el vinoso mar a pesar del viento.
Por la METIS el auriga vence a su oponente.

La METIS es pues una fuerza interna que permite salir con éxito en cualquier empresa o circunstancia; es el ardid mismo, la fuerza de un gran dios absoluto. Su acción se ejercita en cualquier situación incierta y ambigua; quien posee la METIS es tan rápido como el relámpago, y permanece seguro.

Practica, entre otros, el Aforismo: “Actuar sin hacerse sentir”.